Skip to content

June 19, 2012

Piedras vivas que crecen y se reproducen

by admin

Las piedras sorprendentes se encuentran lejos de las ciudades en el centro y el sur de Rumania. Trovant – así las llaman los residentes locales. Resulta que estas piedras no sólo pueden crecer, pero, para gran sorpresa, reproducirse.

En general, estas piedras están sin los lugares agudos, ellas son redondas o tienen la forma aerodinámica. En estas zonas hay muchas rocas de los cuales no difieren mucho estas piedras trovant únicas. Sin embargo, después de la lluvia con esas piedras pasa algo increíble: ellas crecen como los hongos, aumentando en tamaño.

Por ejemplo, un trovant pequeño, que pesa unos pocos gramos, eventualmente puede crecer hasta un tamaño gigante y ponerse pesado más de una tonelada. Cuanto mayor sea la roca, tanto más lento la crece. Las rocas jóvenes crecen más rápido.

El principal componente de las trovantes crecientes – el gres. De acuerdo con su estructura interna, ellas también tienen un aspecto inhabitual: si cortar la piedra en la mitad, entonces en la corte que parece a la corte de un árbol, podemos observar los llamados anillos de edad, centrados en torno a un núcleo sólido pequeño.

Pero, sin embargo, los geólogos no tratan de referir estas rocas a los fenómenos inexplicables de la categoría de la ciencia, a pesar de su origen increíble. Los científicos llegaron a la conclusión de que las piedras crecientes, aunque poco inusuales, pero su naturaleza se puede explicar fácilmente. Los geólogos creen que trovant – es sólo un largo proceso de cementación de arena que se está llevando a cabo durante millones de años en las entrañas de la tierra. Y con la ayuda de fuerte actividad sísmica tales piedras aparecen en la superficie.

Los científicos buscaron y explicaron el crecimiento de trovantes: las rocas aumentan en el tamaño gracias a alto contenido de sales minerales diferentes, que están bajo su caparazón. Cuando la superficie se empapa, estos productos químicos están empezando a ampliar y ejercer presión sobre la arena, por lo que la piedra “crece”.

La reproducción por gemación
Sin embargo, trovantes tienen una característica que los geólogos no pueden explicar. Las piedras vivas, además de que ellas aumentan, también son capaces de reproducirse. Se pasa cómo: después de que la superficie de la piedra se empapa, en ella aparece una pequeña protuberancia. Con el tiempo crece, y cuando el peso de la piedra nueva se convierte suficientemente grande, se desprende de la madre.

La estructura de un trovant nuevo es la misma que la de otras rocas, más viejos. Dentro está el núcleo también, lo que es el principal misterio para los científicos. Si el crecimiento de la piedra de alguna manera se puede explicar desde un punto de vista científico, el proceso de división del núcleo duro no admite ninguna lógica. En general, el proceso de reproducción de trovantes se parece a la gemación, por lo que algunos expertos piensan seriamente en el tema, si no sean la forma hasta ahora desconocida de la vida inorgánica.

Los residentes locales más de cien años conocen las propiedades inusuales de trovantes, pero no prestan la atención especial a ellos. Antes las piedras fueron utilizadas como los materiales de construcción. Trovantes a menudo se puede ver en los cementerios rumanos, las piedras de gran tamaño se instalan como las tumbas, debido a su aspecto singular.

Hay alguna otra habilidad fantástica de trovantes. Al igual de las rocas famosas que se arrastran en la Valle de la Muerte en el territorio reservado de California, a veces estas rocas también se pasan de un lugar a otro.

Leave a comment

required
required

Note: HTML is allowed. Your email address will never be published.

Subscribe to comments